miércoles, 27 de abril de 2011

Reflexiones en torno al modelo de desarrollo en BCS

El siguiente es un documento que resultó de la participación colectiva en un Foro realizado en la UABCS en 2007. En dicho encuentro, los académicos ya miraban venir algunos de los debates que suceden hoy en día como las diferencias entre Greenpeace y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) con los desarrolladores de HANSA Urbana y la Secretaría de Recursos Naturales con respecto a Cabo Cortés; el saqueo en la explotación de recursos natuarales -como el oro en Paredones Amarillos-, así como la privatización de playas y el despojo del que son víctimas los habitantes y legítimos dueños de las tierras a causa del negocio inmobiliario. A continuación un extracto.

El motivo del encuentro fue la preocupación que despierta el modelo de desarrollo actual, impulsado por el Gobierno del Estado de Baja California Sur y el Municipio de La Paz. Convencidos de que la participación ciudadana en la toma de decisiones es pilar fundamental de la democracia en Baja California Sur, México y el Mundo y mecanismo indispensable para diseñar el modelo de desarrollo futuro de Baja California Sur, manifestamos las siguientes reflexiones:

1.El mundo está atravesando la crisis más profunda de la economía internacional desde la recesión de los años treinta; crisis que ha obligado a los países más desarrollados, incluyendo a Estados Unidos a replantear su modelo económico. Estamos viviendo, a partir de septiembre del 2008, el cierre de varios ciclos predominantes. El fin de una de las formas más perversas del modelo económico, el neoliberalismo y el fin del predominio de Estados Unidos como potencia hegemónica única en la política internacional. Esto impacta muy fuertemente a nuestro país, en su condición de vecino de Estados Unidos y como “socio” comercial con una casi absoluta dependencia de esta relación y nuestra región, como una de las más dinámicas en el proceso de integración con la economía norteamericana.

2.Se habla del “desarrollo” como la panacea para los distintos problemas que, como resultado de su inmersión en la mundialización económica, aquejan al estado de Baja California Sur. De las múltiples acepciones del concepto, los gobiernos han tomado el aspecto del crecimiento económico catalizado por la inversión como el supremo objetivo, quedando de lado aspectos históricos, sociales, ambientales y culturales sin los cuales el “desarrollo” no es más que una interpretación parcial que debe ser ampliada.

3.Desde la colonización hasta nuestros días el hilo conductor del desarrollo económico de Baja California Sur, ha seguido la premisa de expoliar los Recursos Naturales o Ecosistemas existentes. Así fue con la desaparición del hábitat de la nutria marina que se encontraba entre Alaska y terminaba a la altura de la comunidad de El Conejo, en el litoral del Pacífico del Municipio de La Paz, por los permisos de caza que los Dominicos dieron a fines del s. XVIII a cazadores rusos. En el siglo XIX y XX, el saqueo de las perlas, en el Golfo de California y la extracción del cobre en El Boleo, en Mulegé. Entre 1950 y 1980 la sobreexplotación de los recursos hídricos del Valle Santo Domingo, en Comondú debido al “boom” algodonero. Desde 1980, el “boom” turístico se ha sustentado en la apropiación de vastos territorios con litoral, en donde los sectores gobernantes coludidos, con empresarios y FONATUR, han comprado a precios de “ganga”, tierras a rancheros desprevenidos, para su posterior traspaso a los llamados “desarrolladores turísticos”. Desde 1990, con posterioridad de la modificación de artículo 27 de la Constitución, esta estrategia, ha alcanzado proporciones escandalosas de apropiación “especulativa de tierras”, que están condicionando la Futura Sustentabilidad Económica de la Entidad.

4.Es sorprendente que para una entidad “con gran vocación para el turismo”, sobre todo lo demás, el gobierno no haya seguido el ejemplo nacional, o el de otros destinos turísticos, en proveer cuentas satélites del turismo. Ante esta carencia, no hay forma de saber cuál va a ser el impacto sobre la economía de ninguno de los proyectos anunciados, ni por el ingreso, ni por el empleo. Las cifras de inversión son meros enunciados, a la vez que no se conocen los efectos de esa inversión sobre los ingresos locales. Las cifras de empleo directo parecen estimados ad hoc, las de empleo indirecto, inalcanzables e injustificables. Debería ser obligación del gobierno estatal, contar con sistemas de información precisos y transparentes sobre estos temas, incluyendo la cuenta satélite (con información sobre el origen sectorial de la producción, la distribución del valor agregado y la distribución sectorial de los gastos de visitantes). Esto es el mínimo que podría esperarse en una entidad donde las actividades turístico-inmobiliarias anunciadas parecen rebasar los 20 mmd. La falta de información precisa, que rebase el mero aviso publicitario y dé cuenta de los impactos reales del sector turismo (e inmobiliario), no es privativa de la autoridad estatal, pues parece haber inconsistencias en los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

5.Al no diversificar el sector económico y enfocarse sólo a la “vocación turística”, existe una vulnerabilidad frente al sector externo, que se traduce en una menor capacidad para dirigir el desarrollo regional desde los propios aparatos gubernamentales, mientras que el papel del gobernante queda reducido al del “promotor” de la inversión que facilita la atracción de capitales a través de la desregulación.

6. El “desarrollo” de las economías nacionales ha desembocado automáticamente en la transnacionalización y la globalización neoliberal los mercados. El aspecto más negativo del modelo que ha prevalecido desde los ochentas ha sido la desregulación. Siguiendo a Nicolo Gligo podemos decir que al articularse las regiones a la Economía Externa, se exportan las ganancias materializadas en los valores de uso generados, y los costos ambientales y sociales se quedan en las áreas productivas.

7.No existe un mecanismo que asegure la eficaz redistribución de la riqueza generada por el crecimiento económico para que la mayor cantidad de la población pueda satisfacer sus necesidades básicas, y las políticas sociales del gobierno son marginales. El crecimiento económico por sí solo, no implica una mejora en los niveles de vida de la población. Éste sólo ha preservado privilegios de las “elites”. Los efectos han comenzado a ser vistos, como la polarización social y la migración intramunicipal hacia polos de desarrollo estatales, sin embargo a mediano y largo plazo podría significar un aumento en la pobreza de los habitantes del estado.

8.Como señala Serge Latouche, el “desarrollo” teóricamente se puede reproducir, pero no universalizar. En primer lugar por razones ecológicas: la finitud del planeta haría imposible y explosiva la generalización del modo de vida estadounidense o europeo. La sociedad moderna cree que el crecimiento es algo ilimitado. Este lado “ilimitado” es lo que supone un problema, porque en realidad es inconcebible que, en un mundo finito, pueda haber un crecimiento infinito.

9.Aunque el capitalismo es por definición destructor y depredador, la única diferencia, que no es menor, probablemente sea una alternativa de desarrollo capitalista conservacionista. Las Áreas Naturales y Zonas históricas-culturales Protegidas se verán poco a poco cercadas por la alternativa capitalista depredadora y en donde no lo pueda lograr, la alternativa conservacionista de desarrollo capitalista sirve de amortiguamiento temporal para retardar un poco más la alternativa destructora de desarrollo capitalista que la acosará permanentemente; si es que no llega en los próximos 50 o 100 años una alternativa de desarrollo no capitalista. Como están las cosas, Baja California Sur se encuentra en estado de indefensión, por lo tanto, una estrategia para retardar la destrucción de la naturaleza, del paisaje, de la identidad, de la memoria histórica, será, en los próximos años, la alternativa conservacionista de desarrollo capitalista…parece que por lo pronto, no hay otra opción, aunque sigue siendo capitalista. No hay ninguna duda de que la alternativa dominante en Baja California Sur es la alternativa depredadora de desarrollo capitalista a menos que gane terreno la alternativa conservacionistas de desarrollo capitalista o que se genere en el país un movimiento antisistémico y anticapitalista de grandes proporciones, que pongan freno a la ocupación privada del suelo y de la playas, y que detenga la alternativa depredadora del desarrollo capitalista.

10.Los campos de golf y la escasez de agua de la región eliminan alarmantemente toda idea de sustentabilidad. Un campo de golf necesita en promedio 72 hectáreas y un gasto promedio de 500 mil metros cúbicos anuales de agua para regarlo, que equivale al gasto necesario para sostente a 6 mil familias en un año.

11.La visión predominante implica la occidentalización del mundo, es decir, la imposición de la idea de modernidad, bienestar y felicidad de la cultura occidental sobre las creencias autónomas de los pueblos. Ésta idea de bienestar impuesta no es más que la de la sociedad de consumo. El desarrollo debe ser plural e implicar el escape de la dependencia cultural del Norte y el redescubrimiento de propias identidades
.
12.La participación social en la toma de decisiones es menor y debe ser estimulada. Los ciudadanos deben ser miembros activos en la elección y construcción del futuro que desean y deben ser escuchados. Es responsabilidad del gobierno informar a sus ciudadanos de las decisiones tomadas, pero siempre bajo el mandato ciudadano.

13.Los mecanismos para lograr un verdadero Desarrollo, deben estar enfocados hacia un cambio estructural que permita el funcionamiento y expansión de un sistema económico más justo. El Desarrollo debe:
a. implicar un proceso de cambio y de invención de estructuras
b. formar parte de un proyecto nacional de rescate de la soberanía (que revise esquemas de apertura e integración comercial, privatización del patrimonio nacional, de pago de deuda externa)
c. ser local, en rescate y defensa de la identidad propia
d. ser resultado de la expresión de la voluntad política ciudadana y por lo tanto democrático
e. satisfacer las necesidades básicas de la población a través de un proyecto social que en realidad redistribuya la riqueza generada
f. estimular la creatividad humana
g. ser sostenible ambientalmente

PONENTES PARTICIPANTES EN EL FORO. María Luisa Cabral Bowling; Gilberto Piñeda Bañuelos; Hernán Ramírez; Manuel Ángeles Villa; Eduardo Juárez; Diana Cuevas y Sandino Gámez. La Paz, Baja California Sur, UABCS


Foto: Diana Cuevas

Prostitución sin control


Sólo unas cuantas están registradas en salud
 
En bares, lugares de desnudistas y hasta en las calles, mujeres y hombres se dedican al comercio del sexo. Los explotan policías, matronas y dueños de establecimientos. Pagan cuotas por todos lados, pero el gobierno no los reconoce ni los regula. Cada vez más creciente el turismo sexual en Baja California Sur.






La prostitución en Baja California Sur se ve en dos vertientes.Por un lado y abiertamente, en bares y table dances, por otro, quienes la ejercen viven en un submundo que a la fecha no permite establecer un padrón real de la industria sexual, y por ende, un programa efectivo de control de las instituciones de salud.

En su última visita al estado, la comisionada nacional de los Derechos Humanos, Delia Hernández García, reconoció que el comercio sexual “se da a gran escala básicamente en los estados fronterizos y donde hay turismo”.

En México, el comercio sexual no está tipificado como un delito, siempre y cuando  no medie una persona que se beneficie económicamente; en ese sentido lo que sí está penado por ley es el lenocinio, con un castigo de hasta nueve años de prisión.

Datos entregados a ZETA por personal del Instituto Sudcaliforniano de la Mujer, evidencian que la prostitución es más latente en los últimos años, sobre todo en los centros turísticos de Los Cabos y La Paz, por la demanda de extranjeros y turistas. Sin embargo, se carece de estudios que ofrezcan un panorama real sobre el número de personas y condiciones en las que ejercen sus servicios.

La Secretaría de Salud lleva un padrón de registro de las sexoservidoras que acuden a realizarse sus controles sanitarios cada semana. Tan sólo en el municipio de La Paz, el padrón incluye a 40 mujeres que trabajan principalmente en tres centros nocturnos.

Sin embargo, esa cifra está muy lejos de reflejar la realidad, ya que decenas de jovencitas y mujeres se prostituyen en table dances, y lo más preocupante es que hasta estudiantes o amas de casa lo hacen discretamente en las zonas de los casinos de La Paz, Los Cabos y Comondú, además de bares y centros nocturnos.

ZETA tuvo acceso a información del programa de VIH y TB en Baja California Sur, y descubrió que el total de sexoservidoras registradas solamente en La Paz, representa el 5 por ciento del total de prostitutas, es decir, la cifra negra -que no aparece en los informes oficiales- alcanza los 800 sexoservidores, incluidos mujeres, hombres y transexuales.

La realización de pocos controles sanitarios se debe a que los dueños de los locales no informan a las sexoservidoras que ahí trabajan sobre los cuidados de la salud. Otra causa es que hay negocios de table dance o bares desnudistas, donde las chicas son “bailarinas” o “artistas”. Nunca aceptan prostituirse ni tampoco estar sometidas a un programa de control por parte de la Secretaría de Salud, a pesar de que se está poniendo en riesgo la salud pública.

La mayoría de las jóvenes que se prostituyen son originarias de estados vecinos como Sonora, Sinaloa y Guerrero, quienes llegan a Baja Sur por temporadas, y después migran a otras entidades.
El área encargada de giros restringidos en el Ayuntamiento de La Paz  desconoce inclusive en cuántos lugares se ofrecen servicios sexuales.

“Nosotros sólo expedimos licencias para venta de alcohol, no para prostíbulos”, señaló el regidor Manuel López Martínez. Se cree que tan sólo en la Capital del Estado existen unos 100 lugares con licencia de centros nocturnos, donde se podría ejercer la prostitución.

Los más vulnerables
“Para nadie es un secreto: lo vemos todos, que hagamos caso omiso es otra cosa. Lo estamos viendo en Los Cabos con adolescentes y con niños, los más vulnerables, y no hay un protocolo de acción de cómo tratar eso”, dijo a ZETA una empleada de la Subprocuraduría de la Defensa del Menor y la Familia.

“Me acuerdo de una chica de 17 años a la que le ofrecían 30 mil pesos diarios en temporada alta de turismo por dar servicio de edecán, y esperar a sus clientes millonarios a bordo de un yate”, explicó la trabajadora que ha manejado muchos de estos casos.

A pesar de las declaraciones de la empleada, el Gobierno de Baja California Sur no ha puesto los ojos en el gravísimo problema de la explotación sexual infantil, tema que en México y en el mundo despierta cada vez más focos rojos, programas para su prevención y penas más severas.

En su Capítulo II, Artículo 214, el Código Penal de BCS contempla la prostitución infantil dentro de la figura de corrupción y explotación de menores, lo que dificulta identificar cuántos de los casos corresponden propiamente a la prostitución sexual de otros como la mendicidad, la drogadicción o la asociación delictuosa a alguna pandilla. De acuerdo a estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, en 2010 fueron iniciadas seis averiguaciones previas por ese delito.

También es interesante señalar que en el mismo capítulo, pero en los artículos 233 y 234, correspondientes al  tráfico de menores, se considera delito dejar al menor bajo custodia a un tercero a cambio de dinero; aunque deja de ser punible si no se otorga nada a cambio. De 2005 a 2010 se han presentado  cuatro averiguaciones previas por tráfico de menores.


Las ganancias
Aquellas personas y negocios que lucran con el turismo sexual, encuentran la manera de sacar la vuelta a la ley y no caer en el delito de lenocinio, teniendo a su favor que la autoridad no los está buscando ni investigando.

ZETA pudo conocer que la tarifa promedio de una prostituta de un bar o table dance es de mil 300 pesos por  media hora de servicio sexual, de los cuales 300 van directamente a los bolsillos del “concesionario” del lugar, por la renta de una habitación o por un privado.

Cuando se trata de bailes exóticos, también hay un pago de por medio y una tajada para el dueño del establecimiento: 100 pesos por tres minutos; 50 por ciento para el dueño del local. Independientemente de todo, el dueño del bar o burdel obtiene ingresos por el consumo de bebidas alcohólicas o alimentos por parte de los clientes.

Entrevistadas, las mujeres que aparte de bailar se dedican a ofrecer otros servicios más íntimos, aseguraron a este Semanario que una buena noche es cuando ellas ganan 3 mil pesos, lo que significan cuatro encuentros sexuales; el número de féminas por local, aunque no todas dedicadas al servicio del sexo, oscila entre 40 y 50.

Pero en este negocio hay muchos ganadores:
Hoteleros y taxistas también obtienen ingresos de la industria del sexo, y hasta los policías que llegan a extorsionar a los llamados patinadores (quienes ofertan sus servicios en la calle), en su mayoría travestis y homosexuales -en la ciudad de La Paz es posible encontrarlos en la esquina de Reforma y Aquiles Serdán-, quienes para evitar ser levantados y arrestados en las comandancias municipales por infringir el Bando de Policía y Buen Gobierno, pagan mordidas de entre 600 y mil pesos.

En ese negocio todo se vale, hasta violentar la nueva ley que prohíbe la publicación de anuncios en los periódicos sobre ofertas sexuales, masajes eróticos o prostitución. No hay por ahora quien revise o regule estos anuncios clasificados, que a la fecha se siguen publicando en algunos medios de la localidad.


La violación a los Derechos Humanos
Sin autoridad que las regule, ni mecanismos de defensa social que normen el trato que deben recibir por parte de las empresas a las que sirven, las sexoservidoras son constantemente vejadas. Casi ninguna denuncia, por presiones de sus jefes o temor a quedarse sin el trabajo.

Desde intimidaciones por parte de su contratante, so pretexto de analizar lo que ofrecerá a sus clientes, hasta amenazas en caso de no ceder a los deseos de quienes se ostentan como los dueños del local y, por tanto, de su tiempo y labor.

Aquellas mujeres que ofrecen servicios sexuales en la calle, conocidas como patinadoras, corren más peligro al encontrarse en la indefensión de la oscuridad. Las presionan lo mismo policías, que peatones.

Tal falta de regulación por parte de la autoridad en el tema de la prostitución, agrava también la situación de la salud pública, ya que al no llevar un control de cuantas personas ejercen la prostitución, el riesgo de propagar enfermedades venéreas se acrecienta.

En estas condiciones, la prostitución resulta un negociazo para Baja California Sur, en el que todos ganan: autoridades, dueños de prostíbulos, turistas, hombres y mujeres.

**

RECUADRO
Sexoservidora de Guadalajara pasando por Tijuana y ahora en La Paz

De viva voz
“Son mil 300 por media hora. Aquí hay cuartos”, es la respuesta de Abril, a quien le preguntamos sobre su tarifa por servicios sexuales. Es una guapa treintañera que se inició en el comercio sexual desde los 21 años.

Empezó en Guadalajara, trabajó diez años en Tijuana y actualmente vive en La Paz. Contoneándose al ritmo de la música, le preocupa más la evidencia de la cicatriz de cesárea en su vientre que la cantidad de fotos que podamos tomarle.

Comenzó como mesera en un bar, ya divorciada y con el deber de mantener a su hija de entonces cuatro años de edad.  En Jalisco trabajó en los mejores lugares de striptease y centros nocturnos. Conoció por igual a comediantes, conductores de televisión y a cantantes de bandas norteñas.

De lugar en lugar, Abril llegó a Tijuana, donde vivió una década y experimentó los riesgos de trabajar con hombres que creen que las sexoservidoras les pertenecen como seres humanos, cuando simplemente están comprando un servicio. Con pesar reconoce que hubo compañeras a las que no volvió a ver.

“Nos exponemos a la violencia física y verbal o como en muchos casos, chicas a las que llegan a matar”, dice en su entrevista con ZETA. Asegura que lo más importante de su trabajo es “no relacionarse con  las personas”, pues debe ser fría, “no mostrar sentimientos”.

Abril reconoce que, gracias a su trabajo,  ha podido darle estudios a sus tres hijos, de los cuales se siente orgullosa: “Mis hijos no piensan nada malo…no me ha gustado nunca el que piensen que su mamá trabaja pelando pollos en una fábrica por las noches, cuando la realidad es otra”.

Asimismo, afirma que en sus ratos libres está escribiendo la historia de su vida, “la cual ha sido muy triste” debido a los prejuicios de la gente que las juzga como objetos sexuales antes que como personas. “Nos dedicamos a un oficio que no es fácil, porque eso piensa la gente, que es muy fácil… creo que hay que vivir y dejar vivir a los demás, no creo que les (a la sociedad) hagamos daño. Yo creo que ahí hay que poner atención a otra clase de situaciones, como la violencia familiar”, comparte a ZETA, pero alguien toca a la puerta con insistencia.

Agradecemos a Abril, quien alcanza a decir: “Ya me voy porque me habla el jefe”, y  se pierde entre las luces neón del establecimiento, a la espera de un nuevo cliente.


 Foto: Diana Cuevas


http://www.zetatijuana.com/2011/04/25/prostitucion-sin-control/

Pese a presunto desvío de fondos el ex rector Jorge Vale busca volver a las aulas / UABCS: De botín a guarida del PRD

Por si fuera poco, Vale, que también fue Secretario de Promoción y Desarrollo Económico en el gobierno de Narciso Agúndez, ahora exige el pago 4.5 millones de pesos en sueldos caídos. Mientras supuestamente se prepara el relevo de Alfredo Porras Domínguez en la rectoría en cuanto Marcos Covarrubias Villaseñor asuma la gubernatura. 

Gerardo Zúñiga Pacheco/Alejandro Acuña/Diana Cuevas

Todavía no esclarece el desvío de más de 100 millones de pesos que tuvo al ser rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), pero Jorge Alberto Vale Sánchez ya prepara el camino para volver como profesor de tiempo completo a la máxima casa de estudios.

Esto no es todo. Hasta reclama el pago de sueldos caídos –que presuntamente no cobró en los seis años de la administración de Narciso Agúndez Montaño, donde se desempeñó como Secretario de Promoción y Desarrollo Económico. El monto que ahora pide es de alrededor de 4.5 millones de pesos.

El extraño retorno de Vale podría ser el principio de un intento por seguir manteniendo el control político y administrativo de la universidad –que por 12 años ostentó gracias a las administraciones perredistas– para evitar ser encarcelado por el multimillonario traslado de recursos que presumiblemente fueron a parar a la campaña de Agúndez Montaño.

Jorge Alberto Vale Sánchez tomó protesta como rector en 1999, y se reeligió por un segundo período en el 2002. Justamente en el último año de su período como rector dejó huecos financieros que fueron detectados en los expedientes ASF/1219/06 y R-211/06 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Asociación Mexicana de Órganos de Control y Vigilancia en las Instituciones de Educación Superior, A.C. (AMOCVIES) en 2005.

Los números no mienten
1.- El gobierno federal transfirió 11 millones de pesos a la cuenta bancaria de la UABCS 51222031822 del banco Santander Serfín, S.A, como parte del programa del fondo para modernización. Sin embargo, el dinero supuestamente fue utilizado para “el pago de prestaciones laborales”, aunque tampoco llegó a manos de ningún trabajador.

2.- Los rendimientos bancarios de un fideicomiso de más de 9 millones de pesos – identificado con el número 110599— fueron retirados de Santander. Eran parte del programa de mejoramiento del profesorado. Nunca se supo dónde quedó dicho monto sustraído entre diciembre del 2004 y enero del 2005.

3.- En julio del 2007 el Consejo General Universitario detectó que 21 cheques que habían sido expedidos –por más de un millón de pesos– para la supuesta compra de libros fueron cambiados en efectivo por el encargado la biblioteca de la UABCS, José Alfredo Verdugo Sánchez, pese a que la adquisición de materiales fue validada por los funcionarios universitarios Manuel Ávila Sandoval, Judith Juárez Mancilla y César Martínez Noriega. No se fincaron responsabilidades penales contra los involucrados.

Y es que la influencia de Vale sobre la universidad ha permitido que el manoseo y saqueo hasta este momento siga impune pese a que la Auditoría Superior de la Federación solicitó en el dictamen 05-9-99012-06-641-08-004 –a la unidad de auditoría interna de la UABCS– “deslindar responsabilidades en el ámbito de sus atribuciones y competencia, y resolver y, en su caso, sancionar a quienes pudieron haber incurrido en actos u omisiones que autorizaron los retiros de dinero”.

La red de corrupción y complicidades de académicos que han servido de nexos con el poder político se tejió en estos doce años y alcanzó su punto máximo cuando Jorge Alberto Vale Sánchez fue ungido como Secretario de Promoción y Desarrollo Económico.

Hoy, el PRD perdió el poder político, por lo que Vale, sin fuero y sin influencia, pretende refugiarse en la UABCS como una medida extrema para evitar que el resultado de las auditorías vaya a parar a los juzgados penales. 

Por esta situación, exige la restitución de su plaza laboral después de que el 5 de abril entregue el cargo público que ostentó en el gobierno de Narciso Agúndez.

Reforma amañada
Justamente en el ocaso del poder y después de haber sido derrotado en las urnas, Narciso Agúndez Montaño allanó el camino para que una vez que deje el poder algunos de sus colaboradores puedan usar la universidad como escudo político.

Y es que no es una casualidad que precisamente antes de salir los hoy ex diputados perredistas de la XII legislatura del Congreso del Estado de Baja California Sur hayan aprobado una iniciativa de Agúndez, la cual entregó facultades al Consejo General Universitario para que pueda nombrar al rector interino, que podría ser Alfredo Porras Domínguez, casi ex secretario general del gobierno perredista.

La reforma y adiciones a los artículos 9, 10 y 12 de la Ley Orgánica de la UABCS así lo contempla, lo que significa el último acomodo de piezas, que consiste en:
1.- Evitar la llegada de un rector opuesto a los intereses de José Alberto Vale Sánchez.
2.- Evitar que se procese penalmente por el desvío del presupuesto universitario, que podría alcanzar al casi ex gobernador Agúndez.
3.- Refugio de ex servidores públicos que tendrían cabida en la vida universitaria, aunque no hayan estudiado ni tengan la calidad moral de un profesor o académico.
4.- Mantener el control de un presupuesto que en un futuro cercano podría servir para posicionar figuras políticas del PRD.

La reforma universitaria se hizo justamente en el marco de un pleito entre los dos rectores que tiene en este momento la universidad: por parte de Agúndez, Javier Gaytán Morán, nombrado por el Consejo General universitario contralado por Jorge Alberto Vale Sánchez, y por el lado de los universitarios, Carlos Villavicencio, nombrado por la junta.

De esta manera, Agúndez y su gente metieron la mano en la vida de la UABCS, y de paso, reformaron la ley orgánica para abrirle paso a Alfredo Porras Domínguez, quien podría sentarse en la silla ahora que Marcos Covarrubias Villaseñor tome protesta como gobernador electo de Baja California Sur.

 
Foto: Diana Cuevas

http://www.zetatijuana.com/html/EdicionActual/Reportajez_UABCS_De_botin_a_guarida_del_PRD.html