miércoles, 27 de abril de 2011

Reflexiones en torno al modelo de desarrollo en BCS

El siguiente es un documento que resultó de la participación colectiva en un Foro realizado en la UABCS en 2007. En dicho encuentro, los académicos ya miraban venir algunos de los debates que suceden hoy en día como las diferencias entre Greenpeace y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) con los desarrolladores de HANSA Urbana y la Secretaría de Recursos Naturales con respecto a Cabo Cortés; el saqueo en la explotación de recursos natuarales -como el oro en Paredones Amarillos-, así como la privatización de playas y el despojo del que son víctimas los habitantes y legítimos dueños de las tierras a causa del negocio inmobiliario. A continuación un extracto.

El motivo del encuentro fue la preocupación que despierta el modelo de desarrollo actual, impulsado por el Gobierno del Estado de Baja California Sur y el Municipio de La Paz. Convencidos de que la participación ciudadana en la toma de decisiones es pilar fundamental de la democracia en Baja California Sur, México y el Mundo y mecanismo indispensable para diseñar el modelo de desarrollo futuro de Baja California Sur, manifestamos las siguientes reflexiones:

1.El mundo está atravesando la crisis más profunda de la economía internacional desde la recesión de los años treinta; crisis que ha obligado a los países más desarrollados, incluyendo a Estados Unidos a replantear su modelo económico. Estamos viviendo, a partir de septiembre del 2008, el cierre de varios ciclos predominantes. El fin de una de las formas más perversas del modelo económico, el neoliberalismo y el fin del predominio de Estados Unidos como potencia hegemónica única en la política internacional. Esto impacta muy fuertemente a nuestro país, en su condición de vecino de Estados Unidos y como “socio” comercial con una casi absoluta dependencia de esta relación y nuestra región, como una de las más dinámicas en el proceso de integración con la economía norteamericana.

2.Se habla del “desarrollo” como la panacea para los distintos problemas que, como resultado de su inmersión en la mundialización económica, aquejan al estado de Baja California Sur. De las múltiples acepciones del concepto, los gobiernos han tomado el aspecto del crecimiento económico catalizado por la inversión como el supremo objetivo, quedando de lado aspectos históricos, sociales, ambientales y culturales sin los cuales el “desarrollo” no es más que una interpretación parcial que debe ser ampliada.

3.Desde la colonización hasta nuestros días el hilo conductor del desarrollo económico de Baja California Sur, ha seguido la premisa de expoliar los Recursos Naturales o Ecosistemas existentes. Así fue con la desaparición del hábitat de la nutria marina que se encontraba entre Alaska y terminaba a la altura de la comunidad de El Conejo, en el litoral del Pacífico del Municipio de La Paz, por los permisos de caza que los Dominicos dieron a fines del s. XVIII a cazadores rusos. En el siglo XIX y XX, el saqueo de las perlas, en el Golfo de California y la extracción del cobre en El Boleo, en Mulegé. Entre 1950 y 1980 la sobreexplotación de los recursos hídricos del Valle Santo Domingo, en Comondú debido al “boom” algodonero. Desde 1980, el “boom” turístico se ha sustentado en la apropiación de vastos territorios con litoral, en donde los sectores gobernantes coludidos, con empresarios y FONATUR, han comprado a precios de “ganga”, tierras a rancheros desprevenidos, para su posterior traspaso a los llamados “desarrolladores turísticos”. Desde 1990, con posterioridad de la modificación de artículo 27 de la Constitución, esta estrategia, ha alcanzado proporciones escandalosas de apropiación “especulativa de tierras”, que están condicionando la Futura Sustentabilidad Económica de la Entidad.

4.Es sorprendente que para una entidad “con gran vocación para el turismo”, sobre todo lo demás, el gobierno no haya seguido el ejemplo nacional, o el de otros destinos turísticos, en proveer cuentas satélites del turismo. Ante esta carencia, no hay forma de saber cuál va a ser el impacto sobre la economía de ninguno de los proyectos anunciados, ni por el ingreso, ni por el empleo. Las cifras de inversión son meros enunciados, a la vez que no se conocen los efectos de esa inversión sobre los ingresos locales. Las cifras de empleo directo parecen estimados ad hoc, las de empleo indirecto, inalcanzables e injustificables. Debería ser obligación del gobierno estatal, contar con sistemas de información precisos y transparentes sobre estos temas, incluyendo la cuenta satélite (con información sobre el origen sectorial de la producción, la distribución del valor agregado y la distribución sectorial de los gastos de visitantes). Esto es el mínimo que podría esperarse en una entidad donde las actividades turístico-inmobiliarias anunciadas parecen rebasar los 20 mmd. La falta de información precisa, que rebase el mero aviso publicitario y dé cuenta de los impactos reales del sector turismo (e inmobiliario), no es privativa de la autoridad estatal, pues parece haber inconsistencias en los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

5.Al no diversificar el sector económico y enfocarse sólo a la “vocación turística”, existe una vulnerabilidad frente al sector externo, que se traduce en una menor capacidad para dirigir el desarrollo regional desde los propios aparatos gubernamentales, mientras que el papel del gobernante queda reducido al del “promotor” de la inversión que facilita la atracción de capitales a través de la desregulación.

6. El “desarrollo” de las economías nacionales ha desembocado automáticamente en la transnacionalización y la globalización neoliberal los mercados. El aspecto más negativo del modelo que ha prevalecido desde los ochentas ha sido la desregulación. Siguiendo a Nicolo Gligo podemos decir que al articularse las regiones a la Economía Externa, se exportan las ganancias materializadas en los valores de uso generados, y los costos ambientales y sociales se quedan en las áreas productivas.

7.No existe un mecanismo que asegure la eficaz redistribución de la riqueza generada por el crecimiento económico para que la mayor cantidad de la población pueda satisfacer sus necesidades básicas, y las políticas sociales del gobierno son marginales. El crecimiento económico por sí solo, no implica una mejora en los niveles de vida de la población. Éste sólo ha preservado privilegios de las “elites”. Los efectos han comenzado a ser vistos, como la polarización social y la migración intramunicipal hacia polos de desarrollo estatales, sin embargo a mediano y largo plazo podría significar un aumento en la pobreza de los habitantes del estado.

8.Como señala Serge Latouche, el “desarrollo” teóricamente se puede reproducir, pero no universalizar. En primer lugar por razones ecológicas: la finitud del planeta haría imposible y explosiva la generalización del modo de vida estadounidense o europeo. La sociedad moderna cree que el crecimiento es algo ilimitado. Este lado “ilimitado” es lo que supone un problema, porque en realidad es inconcebible que, en un mundo finito, pueda haber un crecimiento infinito.

9.Aunque el capitalismo es por definición destructor y depredador, la única diferencia, que no es menor, probablemente sea una alternativa de desarrollo capitalista conservacionista. Las Áreas Naturales y Zonas históricas-culturales Protegidas se verán poco a poco cercadas por la alternativa capitalista depredadora y en donde no lo pueda lograr, la alternativa conservacionista de desarrollo capitalista sirve de amortiguamiento temporal para retardar un poco más la alternativa destructora de desarrollo capitalista que la acosará permanentemente; si es que no llega en los próximos 50 o 100 años una alternativa de desarrollo no capitalista. Como están las cosas, Baja California Sur se encuentra en estado de indefensión, por lo tanto, una estrategia para retardar la destrucción de la naturaleza, del paisaje, de la identidad, de la memoria histórica, será, en los próximos años, la alternativa conservacionista de desarrollo capitalista…parece que por lo pronto, no hay otra opción, aunque sigue siendo capitalista. No hay ninguna duda de que la alternativa dominante en Baja California Sur es la alternativa depredadora de desarrollo capitalista a menos que gane terreno la alternativa conservacionistas de desarrollo capitalista o que se genere en el país un movimiento antisistémico y anticapitalista de grandes proporciones, que pongan freno a la ocupación privada del suelo y de la playas, y que detenga la alternativa depredadora del desarrollo capitalista.

10.Los campos de golf y la escasez de agua de la región eliminan alarmantemente toda idea de sustentabilidad. Un campo de golf necesita en promedio 72 hectáreas y un gasto promedio de 500 mil metros cúbicos anuales de agua para regarlo, que equivale al gasto necesario para sostente a 6 mil familias en un año.

11.La visión predominante implica la occidentalización del mundo, es decir, la imposición de la idea de modernidad, bienestar y felicidad de la cultura occidental sobre las creencias autónomas de los pueblos. Ésta idea de bienestar impuesta no es más que la de la sociedad de consumo. El desarrollo debe ser plural e implicar el escape de la dependencia cultural del Norte y el redescubrimiento de propias identidades
.
12.La participación social en la toma de decisiones es menor y debe ser estimulada. Los ciudadanos deben ser miembros activos en la elección y construcción del futuro que desean y deben ser escuchados. Es responsabilidad del gobierno informar a sus ciudadanos de las decisiones tomadas, pero siempre bajo el mandato ciudadano.

13.Los mecanismos para lograr un verdadero Desarrollo, deben estar enfocados hacia un cambio estructural que permita el funcionamiento y expansión de un sistema económico más justo. El Desarrollo debe:
a. implicar un proceso de cambio y de invención de estructuras
b. formar parte de un proyecto nacional de rescate de la soberanía (que revise esquemas de apertura e integración comercial, privatización del patrimonio nacional, de pago de deuda externa)
c. ser local, en rescate y defensa de la identidad propia
d. ser resultado de la expresión de la voluntad política ciudadana y por lo tanto democrático
e. satisfacer las necesidades básicas de la población a través de un proyecto social que en realidad redistribuya la riqueza generada
f. estimular la creatividad humana
g. ser sostenible ambientalmente

PONENTES PARTICIPANTES EN EL FORO. María Luisa Cabral Bowling; Gilberto Piñeda Bañuelos; Hernán Ramírez; Manuel Ángeles Villa; Eduardo Juárez; Diana Cuevas y Sandino Gámez. La Paz, Baja California Sur, UABCS


Foto: Diana Cuevas